LAS OPCIONES DE LA DERECHA NEOLIBERAL EN 2018.

Por Javier Mendoza Aubert para el programa LOS ATRACTIVOS DE LA NOCHE de RADIOAMLO.



En el 2006 el robo de elecciones en México por parte de la derecha se fundamentó en inculcar miedo a una sociedad temerosa y esencialmente conservadora.  Antonio Solá, un español especialista en comunicación social y manipulación estadística, y Dick Morris, un estadounidense experto en manejo de imagen política, crearon el ya famoso “LÓPEZ OBRADOR ES UN PELIGRO PARA MÉXICO”. Y esto, mas el robo descarado en el conteo de los votos, le dio el triunfo a Felipe Calderón.

En 2012 ensayaron otra fórmula, pues calcularon que meter miedo ya no les iba a resultar, sabiendo la gente que ningún “lobo” iba a llegar, y entonces el despojo lo hicieron por medio de la compra masiva de votos a su favor, insultando al pueblo en su dignidad, y dejándose insultar una parte importante del pueblo. Con esto, mas los ríos de dinero en promoción y otra vez un descarado conteo de votos, obtuvo el triunfo Enrique Peña Nieto.

Ahora el escenario es diferente. La situación de México se ha agravado muchísimo en estos últimos 10 años. La crisis económica, interna y externa, se ha enquistado. Lo que quedaba por regalar al extranjero de las riquezas del país, se ha entregado: petróleo, playas, minas. El saqueo de dinero público y negocios sucios es cada vez más descarado y cínico. La matanza de civiles que sostiene este despojo ha continuado y se ha exacerbado a niveles de recuento diario de bajas en una guerra convencional.

Estando así las cosas, ¿qué caminos le quedan a la derecha neoliberal para conservar el poder y el botín?  Yo creo que para las elecciones del 2018 el PRI-PAN-PRD tiene solo dos caminos.

El primer camino, despojar cínicamente a Andrés de su triunfo usando al máximo, y más grotescamente, el robo de votos, multas a Morena, reparto de dinero a votantes, bestiales cantidades de recursos para promocionar al candidato del PRI, y todo lo que se les ocurra. Y ante ese despojo, llegará la represión de los ciudadanos indignados, que saldrán a la calle para protestar,  pudiendo ser arrestados, encarcelados, torturados y asesinados en masa “legalmente”, utilizando al ejército, que para ese fin está ya en las calles. Es decir: AMLO perdió y se callan o los mato.

Y el segundo camino, la liquidación física de Andrés Manuel y la represión del estallido social focalizado que esto significaría. Este otro camino, sin la ingenuidad de creer en todos los bulos y borregos que aparecen en Internet, me parece que ya ha comenzado a asomar la cabeza. Hace unos días el periodista William Pierce publicó una nota inquietante en el New York Times, donde asegura que ya todo está planeado para que Andrés Manuel sufra un “accidente” que le costaría la vida antes de 2017, con el fin de que no pueda aspirar oficialmente por tercera vez a la Presidencia de la República.

Dice el periodista americano que la CIA interceptó mensajes cifrados en la “Deep Web”, en donde priístas están intentando contratar a mercenarios internacionales para el asesinato, pagando 15 millones de dólares por el trabajo, el cual deberá aparecer como un crimen por parte del narcotráfico, molesto porque al arribar Andrés Manuel a Los Pinos no pactaría con ellos y serían encarcelados y extraditados a Estados Unidos. Así, se le achacaría el magnicidio al crimen organizado, cuando en realidad estaría orquestado y pagado por Priístas.

La información captada por la CIA la desencriptó y la alojó en una página provisional de la propia “Deep Web”, y de ahí aparentemente fue hackeada y dada a conocer por “…un grupo de izquierda radical” que el periodista no especifica.  Hay que recordar que la Deep Web es el internet sin restricción y sin protocolo HTTP en donde circula todo tipo de mensajes y páginas de venta de armas, ofertas de mercenarios, catálogos de pistoleros,  trata de blancas y otras linduras.


Sinceramente espero que el intento de asesinato de López Obrador  sea una información falsa, pero es necesario reconocer que en la baraja del poder ya no quedan cartas, y su siguiente movimiento bien podría ser con la careta en el suelo, es decir, con la represión y la bestialidad a plena luz, al estilo de Chile, Argentina y Brasil en los años setentas.
------------------------------
Leído el miércoles 11 de Mayo de 2016, a altas horas de la noche.    

No hay comentarios: